deutschenglishfrançaisnederlandsitalianoespañolрусский中文indonesia

Contexto

Historia

Prof. Paul Niehans

En 1931, el profesor Niehans, médico suizo, empezó a desarrollar un método que consistía en inyectar células de órganos de animales y que practicaría hasta el final de su vida, en 1971. Por su parte, el doctor Philipp Janson (mi abuelo) fue uno de los primeros médicos alemanes iniciados en este método por el propio profesor Niehans entre 1948 y 1949. En 1968, el doctor Wolfgang Janson-Müller (mi padre) tomó el relevo en la consulta médica y perfeccionó el método durante los 35 años siguientes. Desde 1998, yo soy el representante de la tercera generación de médicos que utiliza esta terapia de células frescas, basada en el método original del profesor Niehans.

Tratamiento

Zelltherapie

El método consiste en tratar los tejidos necesarios justo después de haber sacrificado a los animales donantes, sin la adición de ningún conservante, e inyectarlos en el paciente por vía intramuscular. La terapia de células se realiza empleando una solución concentrada (suspensión) de cientos de miles de células y de aglomeraciones celulares. Cada célula es un pequeño organismo, con una vida y un metabolismo propios. La célula constituye la unidad viva más pequeña y, por tanto, es portadora de vida. Todas las células orgánicas de los seres humanos y de los animales poseen la misma estructura y las mismas funciones fisiológicas (corporales) básicas. En el marco de la terapia celular, se inyectan órganos extraídos de animales jóvenes o que todavía no han nacido. Es preferible utilizar células embrionarias en lugar de células de animales adultos porque es más fácil lograr su esterilidad y porque el receptor suele tolerarlas mejor gracias a su elevada resistencia a las alergias. El feto, es decir, el ser que todavía no ha nacido y se halla en el vientre materno, no ha desarrollado todavía su propio sistema inmunitario.

Los órganos necesarios son procesados de inmediato tras ser extraídos del animal donante y no se les aplican medidas de conservación. En este caso se activan las células, es decir, se liberan de las paredes celulares de manera que únicamente se inyecten al paciente por vía intramuscular los elementos celulares efectivos. Este procedimiento, además de caracterizarse por una tolerancia óptima, tiene la ventaja de que impide una contaminación bacteriana.

Control

Spendertiere

Los animales donantes seleccionados proceden de nuestro propio rebaño, que está sometido a un estricto control veterinario. Seis semanas antes de proceder al tratamiento de sus tejidos, de acuerdo con las directrices sanitarias impuestas por el Ministerio de Sanidad alemán en 1991,  los animales permanecen en estricta cuarentena. No se utiliza ninguna sustancia química ni farmacológica durante el proceso de extracción y tratamiento de los tejidos orgánicos. Tampoco se efectúa la esterilización desnaturalizante del material celular. La esterilidad del entorno se garantiza tanto a través de análisis microbiológicos, para los que las suspensiones se congelan, como adoptando medidas preventivas.